¿Qué significa: Reapertura Sostenible?

La Reapertura Sostenible ha sido un tema que hemos escuchado frecuentemente en los últimos meses en relación a la reactivación del sector gastronómico y, últimamente, empezamos a escucharla en un contexto de mayor preocupación.

Aunque la mayoría de los especialistas o expertos, han alertado sobre la necesidad de garantizar que la reapertura del sector sea sostenible desde el punto de vista del COVID-19, en apptaizer vemos la necesidad de la Reapertura Sostenible en 2 frentes o ámbitos igualmente importantes:

  1. Reapertura Sostenible desde el punto de vista de Salubridad (COVID-19)
  2. Reapertura Sostenible desde el punto de vista Económico (RENTABILIDAD)

Y es que la supervivencia del sector, no solo depende de contener la propagación del COVID sino que también depende de que los establecimientos tengan la capacidad de generar flujo de caja y garantizar la rentabilidad del negocio frente a un escenario aún muy adverso o desfavorable en términos de costos y ventas.

Que la reapertura sea sostenible desde el punto de vista de salubridad, se refiere a evitar la propagación del virus o evitar que aumente el contagio por causa del sector, ya que en caso de no lograrlo, la situación pudiese derivar en medidas gubernamentales que impliquen el cierre de nuevo de los establecimientos. Es por ello que los expertos han insistido mucho en la implementación de protocolos de bioseguridad efectivos para minimizar este riesgo, pero más allá de eso, lo más importante y determinante es que esos protocolos se mantengan en el tiempo.

El pasado 03 de Agosto, la OMS declaró que “La pandemia no se ha acabado, el COVID-19 sigue siendo una  emergencia mundial y el final no está cerca”.

En Colombia van +950mil casos confirmados y +28mil muertes. Según ACODRES cerca  de 27mil restaurantes cerraron definitivamente como consecuencia de la pandemia y el periodo de cuarentena.

Para nadie es un secreto que el sector de restaurantes y bares ha sido uno de los más afectados y fueron muchos los llamados y esfuerzos para lograr la reapertura del sector.

Lo que no parece estar muy claro para todos, es que con la reapertura viene una enorme responsabilidad: Asegurar que esa reapertura sea SOSTENIBLE, minimizando los riesgos de propagación del virus, y esa responsabilidad nos involucra a todos: comensales o consumidores, proveedores, propietarios y empleados.

Gremios y asociaciones del sector ya empiezan hacer llamados para reforzar las medidas o protocolos de bioseguridad y el cumplimiento de dichos protocolos por parte de los comensales y empleados ante el temor de un posible brote que derive en un eventual cierre.

Como ciudadanos, todos tenemos la responsabilidad de cuidarnos y cuidar a los demás cumpliendo los protocolos de bioseguridad tanto en nuestros hogares como en cada uno de los lugares que visitamos. Los establecimientos y proveedores del sector tenemos la responsabilidad de implementar y mantener protocolos efectivos para cuidar y proteger a los empleados y clientes y así, garantizar que la reapertura sea sostenible desde el punto de vista de salud pública.

Pero es que además, la importancia de mantener protocolos de bioseguridad estrictos ya empieza a reflejarse en las ventas y el tráfico de clientes en cada establecimiento. En apptaizer, hemos estado visitando y observando el comportamiento y tráfico de usuarios en diferentes establecimientos (clientes y no clientes apptaizer) durante las últimas 7 semanas a partir de la reapertura y hemos detectado algunos efectos y relaciones entre el tráfico de clientes y la calidad de los protocolos de bioseguridad implementados en cada establecimiento.

Algunos establecimientos que se prepararon muy bien para el escenario de la reapertura e hicieron muy buen trabajo a través de sus redes sociales, reabrieron sus puertas con buena afluencia de clientes y protocolos de bioseguridad muy completos, pero por alguna razón, en el transcurso de las semanas subsiguientes a la reapertura han ido decayendo o dejando de realizar los procedimientos por bioseguridad que hacían en un inicio y al mismo tiempo, se viene observando una disminución en la afluencia de clientes en esos establecimientos. Mientras que los establecimientos que han mantenido protocolos de bioseguridad estrictos muestran mayor afluencia de clientes con respectos a otros establecimientos similares con protocolos de bioseguridad menos rigurosos y sus ventas (tanto en volumen como en ticket promedio de ventas) van aumentando progresivamente.

Si bien es cierto que todas las proyecciones o estimaciones para el sector han alertado que tomará un tiempo llegar a los niveles de ventas de antes de la pandemia, también es cierto que los expertos han coincidido en que ese aumento progresivo de ventas dependerá en gran medida de la percepción de higiene y seguridad del consumidor durante sus visitas o estadías en restaurantes y bares.

El segundo gran reto de la reactivación del sector, es la sostenibilidad desde el punto de vista económico. Y es que la reapertura sostenible depende de ambos factores, y no son excluyentes entre sí. Cumplir sólo uno de esos dos objetivos o retos no es suficiente para garantizar la sostenibilidad y supervivencia de cada establecimiento, puesto que un establecimiento que sea rentable sacrificando o reduciendo los costos por bioseguridad eventualmente puede ser causa de un cierre indefinido por brote del virus o por incumplimiento de compromisos adquiridos ante las autoridades sanitarias. Por otro lado, un establecimiento que cumpla y mantenga protocolos estrictos de bioseguridad está asegurando o contribuyendo a la sostenibilidad desde el punto de vista de salubridad pero al mismo tiempo está incurriendo en elevados costos (costos por bioseguridad que no existían antes de la pandemia) lo que en muchos casos podría estar afectando el flujo de caja y rentabilidad del negocio, sobre todo durante el periodo de tiempo que se requerirá para recuperar la confianza del consumidor, aumentar su percepción de higiene y seguridad, salir del periodo de recesión económica y alcanzar los niveles de venta de antes de la pandemia.

Y aunque aún hay mucho camino por explorar y recorrer en el sector gastronómico desde el punto de vista de la rentabilidad de los negocios, afortunadamente ya se empiezan a ver cambios de paradigmas, cambios que están impactando y transformando la experiencia y la manera de hacer las cosas. Establecimientos que, como la gran mayoría, están vendiendo menos que antes de la pandemia, pero su rentabilidad es mayor hoy día porque más que reinventarse, se han transformado y evolucionado hacia modelos de gestión mucho más eficientes y productivos, lo que les ha permitido optimizar o reducir sus costos operativos y aumentar su margen de ganancia.

Como lo hemos comentado en artículos anteriores, sobrevivir a la crisis exige de una mayor Inteligencia de Negocio, eso implica trabajar en los 2 frentes claves de la reapertura sostenible: Prevención COVID y Rentabilidad.

En apptaizer podemos ayudarte para lograr la sostenibilidad de tu(s) negocio(s) en ambos frentes, comunícate con nosotros a través del Whatsapp Business +57 3138622860 y con mucho gusto te brindaremos toda la información y asesoría que requieras.

RECUERDA:

✅ Uso del Tapaboca

✅ Desinfección personal

✅ Desinfección ambiente y mobiliario

✅ Lavado de manos

✅ Eliminar contacto con cartas/menú impresos

✅ Distanciamiento físico

Evitar la propagación del COVID y garantizar que la Reapertura sea SOSTENIBLE, depende de TODOS!!

Cuídate y cuida a los demás 😷

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *